domingo, 22 de abril de 2018

Flan de Café



receta-de-flan-de-cafe


Hoy cocinamos Flan de Café, elaborado con huevos y Leche Condensada entre otros ingredientes. Una combinación deliciosa y muy fácil.

Esta receta la vi hacer a Eva Arguiñano, y la verdad que esta gran cocinera nunca me ha fallado, he probado su receta y funciona a las mil maravillas, aunque yo le tuve que añadir un poco más de tiempo de horneado al que se indica en su receta. Por lo demás sale perfecto, y desde luego es una receta de lo más fácil.

Aquí os dejo el vídeo de elaboración de éste Flan de Café super fácil:





Por el aporte a la receta de la Leche Condensada ganaremos en cremosidad del flan de huevo de toda la vida, y no aportaremos más azúcar pues con ella será suficiente para darle el punto de dulzor necesario. Para los amantes del Café este Flan Casero de huevos es perfecto pues tiene un sabor delicioso a un buen café.

INGREDIENTES DEL FLAN DE CAFÉ PARA 8 RACIONES:


  • 4 Huevos Frescos Talla L (+63 gramos)
  • 1 Lata Pequeña de Leche Condensada (370 Gramos)
  • 300 Mililitros de Leche
  • 2 Cafés Expreso Normal ó Descafeinado

PARA EL CARAMELO:


  • 125 Gramos de Azúcar



 

ELABORACIÓN DEL FLAN DE CAFÉ AL BAÑO MARÍA:


  1. Ponemos una fuente ó recipiente apto para el horno y le ponemos agua. Ponemos el molde del flan dentro de este recipiente de manera que el agua le llegue al menos a casi la mitad del altura de nuestro molde. Reservamos.
  2. Ponemos una sartén al fuego y echamos el azúcar blanco. Cocinamos hasta convertirlo en caramelo suavemente tostado.
  3. Apagamos la sartén y trasladamos el caramelo líquido al molde, el cual balanceamos para que el caramelo cubra tanto el fondo como parte de las paredes del molde. Reservamos.

Encendemos el horno a 180º Celsius de Temperatura.


  1. En un bol amplio cascamos los 4 huevos y batimos con las varillas enérgicamente durante dos minutos.
  2. Incorporamos a los huevos la leche condensada y seguimos batiendo hasta integrar.
  3. Incorporamos la leche y vamos batiendo.
  4. Finalmente incorporamos los cafés y batimos hasta integrar.
  5. Trasladamos la mezcla de flan al molde caramelizado.


  1. Introducimos en el horno precalentado, bajamos la temperatura a 170º Celsius y horneamos al baño maría, con calor arriba y abajo, zona media del horno,  durante 50 minutos ó hasta que esté cuajado.
  2. Si es necesario, comprobar a mitad cocción si se tuesta demasiado la parte superior, en cuyo caso, taparemos con papel de horno y continuaremos horneando.
  3. Una vez cuajado, sacamos del horno y dejamos atemperar.
  4. Una vez haya alcanzado la temperatura ambiente, tapamos bien e introducimos en el frigorífico al menos 4 horas para que enfríe. 

Y una vez frío podemos desmoldar este flan pasando un cuchillo de filo fino por el borde para despegarlo y volcándolo en la fuente de presentación.

Fijaros el corte que tienes más delicioso este Flan de Café:

Y aquí os dejo una porción individual del Flan de Café con Leche Condensada:

Bueno espero que probéis esta receta tan fácil de Flan de Café, porque estoy segura que os va a gustar tanto como nos ha gustado en casa, así que os deseo Bon Profit¡¡¡

Aquí os dejo otro Flan Casero de Queso delicioso:




Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.




Para no perderte las próximas recetas ó trucos de cocina, puedes seguirme en mi página de Facebook, Twitter, Pinterest ó YouTube. Os espero¡¡¡

domingo, 15 de abril de 2018

Pollo al Curry Mágico con Arroz



receta-de-pollo-al-curry-magico-con-arroz


Hoy cocinamos este famoso pollo al curry con arroz ó pollo mágico tal y como lo conocemos en casa. Una receta deliciosa hecha con pocos ingredientes cuyo resultado es espectacular.

Esta receta está basada en el receta antigua ya publicada en el mi blog del Pollo a la Pakistani con arroz, que tiene tantos adeptos entre familiares y amigos. Es una receta de las más básica de mi casa, ya que nos gusta a todos, incluidos aquellos a los que no les gusta el curry y/o las verduras.

La salsa que se genera durante el cocinado del pollo al curry es mágica, ya que no se le agrega ningún liquido, originandose milagrosamente a lo largo de la cocción de la cebolla, los pimientos y el pollo.

Aquí os dejo el vídeo de elaboración del Pollo al curry mágico con arroz para que veáis que fácil y sencilla es su elaboración:





INGREDIENTES DEL POLLO AL CURRY MÁGICO CON ARROZ PARA CUATRO PERSONAS:


  • 1 Kg de Pollo Troceado (Muslos y contramulos con piel y hueso)
  • 3 Cebollas Grandes
  • 3 ó 4 Pimientos Verdes Italianos
  • 2-3 Cucharadas de Tomate Frito
  • 1 Cucharadita ó 5 Gramos de Curry
  • 3 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen
  • Sal y Pimienta al Gusto.


PARA EL ARROZ:


  • 4 Tacitas de Arroz redondo de las de Café ó 240 Gramos.
  • 8 Tacitas de Agua ó 600 gramos/mililitros
  • 2 Ajos
  • 1 Cucharada de Aceite de Oliva Virgen
  • Una Pizca de Sal


ELABORACIÓN DEL POLLO AL CURRY:


  1. Ponemos una cazuela ó tartera plana y algo profunda al fuego y sin nada de aceite para que vaya calentando.
  2. Pelamos y cortamos muy pequeñas las cebollas.
  3. Ponemos en la cazuela 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra e incorporamos la cebolla troceada con pizca de sal. Removemos y dejamos cocinar a fuego medio.
  4. Limpiamos de tallo y semilla los pimientos y los cortamos bien pequeños.
  5. Incorporamos los pimientos picados con pizca de sal con la cebolla. Removemos y dejamos cocinar a fuego medio 10 minutos ó hasta que la cebolla esté transparente.

  1. Salpimentamos al gusto los trozos de pollo.
  2. Tan pronto la cebolla comience a transparentar incorporamos el pollo. Lo acomodamos en la tartera y dejamos cocinar a fuego medio durante 30 minutos, dándole vueltas cada 5 minutos.
  3. Conforme se vaya cocinando el pollo y las verduras, veremos como va saliendo una salsa mágica que irá creciendo conforme más se haya cocinado el pollo.
  4. Cuando el pollo lleve 30 minutos, ponemos un cazo con el doble de agua medido al fuego y lo llevamos a ebullición.
  5. Ponemos otra cazuela al fuego con una cucharada de aceite de oliva y sofreímos los dos ajos pelados.
  6. En cuanto estén dorados, incorporamos el arroz medido con pizca de sal y sofreímos durante un par de minutos.
  7. Incorporamos el agua hirviendo y lo dejamos cocinar a fuego medio durante 16-18 minutos ó hasta que haya quedado completamente seco y el arroz esté cocido ó el tiempo indicado por el fabricante.
  8. Mientras, incorporamos la cucharadita de curry y las cucharadas de tomate frito en el pollo. Lo mezclamos y dejamos sofreír 10 minutos.
  9. Apagamos el arroz y tapamos. Reservamos.
  10. Volvemos al pollo lo probamos y rectificamos de sal/curry a nuestro gusto. Dejamos 5 minutos más y apagamos.

Servimos el pollo al curry bien caliente sobre una cama de arroz blanco:


Podemos espolvorear con perejil fresco picado ó cilantro según nuestros gustos:


Este pollo al curry mágico está impresionante, así que os invito a que probéis la receta, porque seguro que os gustará. Y en todo caso, os deseo Bon Profit¡¡¡

Aquí te dejo otra sugerencia mucho más rápida como estos Jamoncitos de pollo al curry que se hacen en la olla exprés:




Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.




Podéis seguir más recetas y trucos en Facebook, Twitter, Pinterest y YouTube.- Os espero¡¡¡¡¡¡

domingo, 8 de abril de 2018

Huevos con Bechamel y Brócoli Gratinados





Hoy cocinamos Huevos con Bechamel y Brócoli Gratinados. Una receta muy fácil y rápida muy completa que está deliciosa.

Con esta receta, será más sencillo introducir el brócoli en nuestro recetario, siendo especialmente interesante incluso para los niños ó personas reticentes a él, ya que con la cremosidad de la bechamel, el acompañamiento de los huevos duros y esos toques con el jamón serrano a taquitos, y el crujiente final del gratinado con el queso, será casi irresistible para probarlo.

Aquí te dejo el vídeo de elaboración de los Huevos con Bechamel y Brócoli Gratinados para que veas qué fácil es la receta:





Uno de los puntos clave de la receta es que no coceremos el brócoli en exceso para que no pierda mucha textura, color, ni sabor a su vez que tampoco perderá sus propiedades vitamínicas beneficiosas para la salud ya que acabará de cocinarse en el horno dentro de la salsa bechamel.

En este post, te daré las claves ó trucos para que el brócoli quede en su punto, la bechamel esté cremosa pero no compacta, sino fluida y además los huevos queden cocidos en su punto y puedan pelarse facilmente.


INGREDIENTES HUEVOS CON BECHAMEL Y BRÓCOLI GRATINADOS PARA CUATRO PERSONAS:


  •  4-5 Huevos Frescos
  • 500 Gramos de Brócoli
  • 50 Gramos de Jamón Serrano a Taquitos (Opcional)
  • 25 Gramos de Queso Rallado ó en Polvo 

Para la Bechamel:


  • 750 Mililitros de Leche
  • 45 Gramos de Harina de Trigo
  • 45 Gramos de Aceite de Oliva Virgen ó Mantequilla
  • Pizca de Sal
  • Pimienta Negra recién molida, Nuez Moscada rallada al gusto.



ELABORACIÓN DE LOS HUEVOS CON BECHAMEL Y BRÓCOLI GRATINADOS:

  1. Ponemos un cazo al fuego con agua para cocer los huevos. En cuanto empiece a hervir, incorporamos los huevos con una cuchara y con mucho cuidado. Echamos una cucharadita de sal y un chorro de vinagre. Dejamos cocer a fuego medio durante 10 minutos. 
  2. Apagamos y trasladamos los huevos a un bol con agua fría para cortarles la cocción y que atemperen. En cuanto se puedan tocar sin quemarnos los pelamos y cortamos por la mitad con cuidado (mejor con un cuchillo de filo fino). Reservamos.
  3. Ponemos una cazuela al fuego con agua para cocer el brócoli y la llevamos a ebullición.
  4. Mientras, cortamos los ramitos del brócoli dejando solo las flores y descartando el tronco central.
  5. Enjuagamos bien el brócoli bajo el grifo de agua fría. Dejamos escurriendo en un escurridor.
  6. En cuanto empiece a hervir el agua de la cazuela, ponemos pizca de sal y añadimos las flores del brócoli. 
  7. Esperamos a que vuelva a hervir el agua, y tapamos. Dejamos cocer el brócoli 5 minutos.
  8. Pasados los cinco minutos, apagamos y trasladamos el brócoli escurrido a un bol con agua fría para cortar la cocción y además para que el brócoli mantenga el color verde vivo. Reservamos.


Hacemos la Bechamel y Gratinamos:

  1. Ponemos una cazuela alta al fuego e incorporamos el aceite pesado ó mantequilla.
  2. En cuanto caliente el aceite, añadimos la harina y con una cuchara o lengüeta, removemos hasta integrar con el aceite y freímos durante un par de minutos removiendo de vez en cuando.
  3. Añadimos la leche de una vez, no es necesario ni calentarla, y batimos enérgicamente con unas varillas hasta integrar y que no quede ningún grumo.
  4. Incorporamos una cucharadita de sal, nuez moscada recién rallada y pimienta negra recién molida al gusto.
  5. Removemos entonces con una cuchara sin parar hasta llevar la mezcla a ebullición, entonces estará espesando. Removemos sin parar y dejamos cocer un par de minutos. Apagamos.
  6. Encendemos el horno a 200º Celsius de Temperatura y que vaya calentando.
  7. Escurrimos bien el brócoli.
  8. En una fuente apta para el horno, disponemos una pequeña cantidad de bechamel en el fondo de la misma y la giramos para que toda la base quede cubierta.
  9. Disponemos los huevos y el brócoli intercalados encima del fondo de bechamel y cubrimos por encima con el resto de la bechamel de forma que quede todo bien cubierto.
  10. Espolvoreamos por encima con los trocitos de jamón serrano.
  11. Espolvoreamos toda la superficie con el queso rallado ó en polvo.
  12. Introducimos en el horno precalentado y horneamos a 200º Celsius de Temperatura, calor arriba y abajo, durante 20 minutos. Los últimos 5 minutos, conectaremos el gratin y sacaremos cuando esté dorado a nuestro gusto:


Tenemos que servir bien caliente:


Aquí os dejo una ración de Huevos con Bechamel y Brócoli Gratinados para que veáis más de cerca esta combinación tan rica:

Mas cerca todavía ;-)


Bueno espero que probéis esta receta. Estoy segura que si probáis esta combinación de Huevos con Bechamel y Brócoli Gratinados os va a encantar. Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros. Bon Profit¡¡¡

Aquí os dejo otra versión más ligera como esta Coliflor Gratinada con falsa bechamel:




Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.



Podéis seguir más recetas y trucos en Facebook, Twitter, Pinterest y YouTube.- Os espero¡¡¡¡¡¡

domingo, 1 de abril de 2018

Fideua de Marisco - Receta de fideua casera





Hoy cocinamos Fideua de Marisco. Una receta de fideua casera hecha en la paella y en los fogones de casa.

La receta de fideua es muy fácil y rápida. Es una receta que me encanta hacer en casa ya que los fideos aunque sean gruesos, no tardan mucho tiempo en hacerse, la mitad de tiempo que haríamos un arroz, y además la pasta coge mucho sabor dependiendo del condumio que se le ponga incluso podremos hacerla con agua sin necesidad de preparar caldo.

No obstante, he aprovechado las cabezas y pieles de gambas pequeñas he añadido en el último minuto en la fideua ya peladas, así como los mejillones que he abierto junto con las pieles, añadiendo una pequeña cantidad de agua y así tener listo un caldo corto de marisco justo para añadirlo a la fideua y cocerla con él.

Aquí os dejo el vídeo de elaboración de la Fideua de Marisco para que veáis qué fácil es hacerla:





INGREDIENTES DE LA FIDEUA DE MARISCO PARA CUATRO PERSONAS:


  • 350 Gramos de Fideos Gruesos para Fideua
  • 500 Gramos de Mejillones Frescos
  • 350 Gramos de Gambas Blanca ó Roja ó Combinadas
  • 4 Gambones ó Gambas Grandes
  • 400 Gramos de Sepia y Calamar
  • 200 Gramos de Pescado (Emperador ó Rape) - Opcional
  • 1 Cebolla pequeña ó Cebolleta Fresca
  • 2 Tomates Maduros
  • 1 Ajo
  • 1 Cucharadita de Pimentón Rojo Dulce
  • Azafrán ó Colorante
  • Pizca de Sal
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.



ELABORACIÓN DE LA FIDEUA DE MARISCO:

  1. Limpiamos los mejillones raspando las conchas y enjuagando bien debajo del grifo. Reservamos.
  2. Pelamos las gambas pequeñas quitándoles la cabeza, patas y piel. Con un palillo le quitaremos el intestino que recorre el cuerpo de las gambas de parte a parte. Reservamos en un plato las gambas peladas y en otro aparte las pieles y cabezas.
  3. Los gambones grandes les cortaremos las patas más gruesas así como las antenas.
  4. Del pescado quitaremos la piel si tuviera y la pondremos junto con las cabezas de las gambas.
  5. Limpiamos la sepia y calamar y los cortamos a trozos. Reservamos dejándolos escurriendo en un colador.
  6. En una cazuela que pondremos al fuego, ponemos una cucharada de aceite de oliva y sofreímos un minuto las pieles y cabezas de las gambas.
  7. A continuación incorporamos los mejillones limpios y removemos.
  8. Vertemos una taza grande de agua (el mismo volumen que tenemos los fideos). Tapamos y dejamos cocer 10 minutos a fuego medio ó hasta que se abran las conchas de los mejillones. Tapamos y dejamos enfriar.


  1. Escogemos los mejillones más grandes y el resto los desconchamos para quedarnos solo las mollas. Reservamos.
  2. Colamos el caldo a través de un colador y lo medimos. Debemos de tener 2 medidas de caldo por 1 medida de fideos. Reservamos.
  3. Pelamos y picamos bien pequeño el ajo y la cebolla. Reservamos.
  4. Rallamos los dos tomates.
  5. Ponemos una sartén ó cazuela plana y amplia al fuego con 3-4 cucharadas de aceite de oliva.
  6. Doramos vuelta y vuelta (1 minuto en total) los gambones. Los retiramos a un plato y reservamos.
  7. En la misma cazuela y aceite freímos brevemente el ajo picado.
  8. A continuación añadimos la cebolla picada con pizca de sal. Removemos y mantenemos en el centro para dorarla a fuego suave.
 
  1. Incorporamos la sepia, calamar y pescado y sofreímos 2 minutos ó hasta que la sepia haya perdido toda el agua. Las apartamos hacia la circunferencia exterior de la paella.
  2. En el centro si faltase, ponemos 1 cucharada más de aceite de oliva y freímos el tomate rallado, manteniéndolo en el centro y removiéndolo de vez en cuando durante 10 minutos ó hasta que el tomate pierda toda el agua.
  3. Ponemos la cazuela con el caldo medido al fuego, añadimos el azafrán ó colorante,  y llevamos a ebullición.
  4. Mientras doramos los fideos en la paella, mezclándolos con el resto de ingredientes durante un par de minutos.
  5. Incorporamos pizca de sal y el pimentón rojo, removemos.
  6. Incorporamos el caldo en ebullición y distribuimos bien con la paleta por toda la paleta.
  7. Dejamos cocer la fideua a fuego medio durante 9 a 10 minutos ó hasta que desaparezca todo el caldo.
  8. Cuando falten 4 minutos para terminar, incorporamos los gambones en el centro de la fideua.
  9. A continuación incorporamos en la circunferencia exterior los mejillones con concha que habíamos reservamos.
  10. Cuando falten 2 minutos, incorporamos todas las mollas de los mejillones que teníamos reservadas.
  11. Por último, en el ultimo minuto, incorporamos las gambas peladas y las entremetemos en la fideua con la paleta.
  12. Apagamos y dejamos reposar 5-10 minutos antes de servir.


Os tengo que decir, que para mi gusto la fideua todavía está más rica hecha de un día para el otro, bien reposada que es cuando el sabor a marisco es sublime, no obstante lo normal es consumir la fideua de marisco recién hecha así que os recomiendo un poco de reposo antes de consumirla como unos 5-10  minutos para que se asiente mejor todo el aroma.


No sé si os llega el olorcito, pero esta fideua de marisco está deliciosa. Espero que si la hacéis en casa os guste tanto como a nosotros. Bon Profit¡¡

Aquí te dejo otra sugerencia como esta deliciosa Paella de Marisco:





Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.



Podéis seguir más recetas y trucos en Facebook, Twitter, Pinterest y YouTube.- Os espero¡¡¡¡¡¡

domingo, 25 de marzo de 2018

Potaje de Garbanzos con Bacalao ó Potaje de Cuaresma



receta-de-potaje-de-garbanzos


Hoy cocinamos el clásico Potaje de Garbanzos con Bacalao también llamado Potaje de Cuaresma ó de Vigilia. Un plato tradicional típico de semana santa.

Para empezar te diré que para conseguir un buen potaje de garbanzos con bacalao, es imprescindible que la materia prima, en este caso los garbanzos, sean de buena calidad y además estén muy bien cocidos, queden muy tiernos y que no se descascarillen. Esto podemos hacerlo facilmente con los trucos que os voy a dar en este post.

Para empezar, te dejo aquí el vídeo de elaboración del Potaje de Garbanzos con Bacalao ó Potaje de Cuaresma para que veáis qué fácil es la receta:



Para conseguir que los garbanzos queden tiernos y enteros, hay una serie de trucos y pasos que debemos tener en cuenta.

Primer truco: Debemos remojar los garbanzos doce horas antes en agua caliente con un poco de sal.
Segundo truco: Si el agua del grifo de nuestra casa es considerada como agua dura (con demasiada cal), debemos de remojar y cocer los garbanzos con agua embotellada ó agua mineral para que la cocción no se alargue demasiado.
Tercer Truco: Una vez remojados durante doce horas previas, debemos desechar el agua del remojo, enjuagar bien los garbanzos y sumergirlos en agua caliente. Así trasladaremos los garbanzos a nuestra cazuela para empezar a cocerlos.
Cuarto Truco: No debemos poner excesiva agua durante la cocción de los garbanzos, el deberá sobrepasar los garbanzos apenas dos centímetros durante toda la cocción, procurando tener siempre disponible agua hirviendo para poder añadir durante la cocción conforme se vaya evaporando. Esta forma de cocer los garbanzos garantizará que no reboten mucho entre los garbanzos y de esta forma no se descascarillearan ó pelarán.
Quinto Truco: No removeremos nunca los garbanzos con una cuchara, simplemente agitaremos la cazuela para mezclar tirando de las asas en vaivén.

Este potaje de garbanzos es especial, solemos hacerlo en Semana Santa, con aquello de que no se debe comer carne, sustituyéndola por guisos con verduras ó con verduras y pescado. Además lo hemos enriquecido con un sofrito, y una picada ó mortero de almendras, ajo y pan tostado, dejándole esta textura densa que tanto nos gusta en el potaje de garbanzos. A veces no le ponemos bacalao, pero sí la picada de almendras que le da un punto excepción. Puedes ver la receta vegetariana del Potaje de Garbanzos y Espinacas con picada de almendras aquí:

INGREDIENTES PARA HACER EL POTAJE DE GARBANZOS CON BACALAO PARA CUATRO PERSONAS:

  • 300 Gramos de Garbanzos Secos (puestos a remojo 12 horas antes)
  • 200 Gramos de Migas de Bacalao Desalado (a remojo 12 horas antes)
  • 300 Gramos de Hojas de Espinacas Frescas (1 Bolsa)
  • 2 Zanahorias
  • 2 Cebollas
  • 2 Tomates
  • 2 Ajos
  • 45 Gramos de Almendras Crudas
  • 3 Rebanadas de Pan duro (35 gramos)
  • 1-2 Hojas de Laurel
  • Pimentón Dulce
  • Sal (al gusto)
  • 2 Huevos Cocidos
  • Perejil Fresco
  • Aceite de Oliva Virgen Extra



ELABORACIÓN DEL POTAJE DE GARBANZOS CON BACALAO:


Doce horas antes, ponemos a remojo con agua caliente los Garbanzos con una pizca de sal. Además pondremos a remojo también en agua fría las migas del bacalao dejándolas éstas últimas dentro del frigorífico.

  1. Enjuagamos los garbanzos que han estado en remojo y los sumergimos con agua caliente. Los trasladamos a la cazuela que ponemos al fuego y los cubrimos con agua hasta sobrepasar los dos centímetros por encima.
  2. Pelamos la cebolla y le hacemos unos pequeños cortes.
  3. Le damos un pequeño corte a uno de los ajos sin quitarle la piel.
  4. Pelamos las dos zanahorias.
  5. Incorporamos la cebolla, zanahorias, ajo, las dos hojas de laurel y la ramita de perejil a la cazuela de los garbanzos. Llevamos a ebullición.
  6. Tapamos y cocemos a fuego medio durante una hora y media, comprobando de vez en cuando que conserva la misma cantidad de líquido y que esta sobrepasa 2 centímetros los garbanzos. En caso de que se evapore agua, añadir siempre agua hirviendo. Durante este proceso, no removeremos los garbanzos con la cuchara, sino que agitaremos la cazuela con movimientos de vaivén que haremos cogiendo las asas de la cazuela.


  1. Transcurrida hora y media, repescamos de la cazuela de los garbanzos la cebolla, las zanahorias y el ajo, y lo trasladamos al vaso de la batidora, retirándole la piel al ajo. El ramillete de perejil y las hojas de laurel lo descartamos.
  2. Con la batidora, trituramos el contenido del vaso hasta obtener una crema fina. Reservamos.
  3. Pelamos y picamos la otra cebolla bien pequeña.
  4. Pelamos y picamos bien pequeño el otro ajo.
  5. Rallamos los tomates.
  6. Lavamos y cortamos más pequeñas las hojas de espinacas. Reservamos.
  7. En la cazuela donde vamos a hacer el potaje, ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y doramos los ajos y las almendras. Las trasladamos al vaso de la batidora donde tenemos la zanahoria triturada. 
  8. En la misma cazuela doramos igualmente las rebanadas de pan rallado hasta dejarlas a nuestro gusto de dorado. Las trasladamos igualmente al vaso de la batidora.
  9. Con la batidora trituramos todo hasta obtener una pasta sin grumos. Reservamos.
  10. En la cazuela donde vayamos a elaborar el potaje, ponemos 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y doramos el ajo picado y las almendras.
  11. Retiramos los ajos y almendras doradas al vaso de la batidora.

  1. Ponemos en la cazuela donde hemos dorado el pan un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y añadimos la cebolla troceada con pizca de sal. Removemos y doramos a fuego medio durante 10-15 minutos hasta que la cebolla empiece a dorarse.
  2. A continuación incorporamos el tomate rallado con pizca de sal. Removemos de vez en cuando y lo dejamos reducir 5 a 10 minutos o hasta que desaparezca todo el agua del tomate.
  3. Entonces incorporamos los garbanzos que estamos cociendo incluyendo todo el líquido que contengan y continuamos la cocción.
  4. Agregamos las espinacas de tanda en tanda hasta conseguir introducir todas las que vienen en la receta.
  5. Si hiciera falta añadiríamos un poco más de agua hirviendo hasta sobrepasar dos centímetros los garbanzos.
  6. Añadimos el triturado que tenemos en el vaso de la batidora, poniendo más o menos cantidad, dependiendo de lo denso que queramos el caldo del potaje. Removemos con cuidado hasta integrar por completo. Dejamos cocer 5 minutos.
  7. Incorporamos las migas de bacalao que han estado en remojo y que hemos enjuagado debajo del grifo. Las dejamos cocer dos minutos. Apagamos.
  8. Servimos bien caliente poniéndole en cada ración rodajas de huevo cocido al gusto. 
  9. Podemos servirlo también en cazuela de barro ya que de esta forma conservará mejor el calor.

Aquí os dejo una ración en plato para que veáis más de cerca la densidad del caldo y la cocción de los garbanzos:

Espero que si hacéis este potaje de garbanzos con bacalao lo disfrutéis tanto como lo hemos hecho en casa. Os deseo Bon Profit¡¡¡

Aquí te dejo otra sugerencia vegetariana sin bacalao como este Potaje de Garbanzos con Espinacas y Picada de Almendras:





Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.



Podéis seguir más recetas y trucos en Facebook, Twitter, Pinterest y YouTube.- Os espero¡¡¡¡¡¡

viernes, 23 de marzo de 2018

Croquetas de Bacalao con Bechamel muy Cremosas



receta-de-croquetas-de-bacalao-con-bechamel

Hoy elaboramos esta receta de Croquetas de Bacalao con Bechamel muy cremosas. Una receta tradicional a la que le he añadido unos pequeños trucos que han funcionado muy bien con el objetivo de conseguir unas croquetas muy cremosas, sabrosas y crujientes por fuera.

Aquí os dejo el vídeo de elaboración de estas Croquetas de Bacalao con Bechamel en el que veréis lo cremosas que quedan:





Esta receta resultó todo un éxito en casa, después de algunas pruebas fallidas anteriores, hasta que di con la formula perfecta para que quedasen muy sabrosas, cremosas y crujientes por fuera, ya que al contener mucha más cantidad de bacalao que de harina y mantequilla, corría el riesgo que quedasen demasiado blandas y díficiles de moldear. Esto ocurrió con la primera prueba, que fue un desastre, haciendo la bechamel de forma tradicional y añadiendo el bacalao desmigado.

Entonces seguí pensando en la proporción que había hecho de harina-mantequilla-leche para hacer una bechamel densa, pero al añadir el bacalao desmigado no acababa de cuajar, así que pensé en batir el bacalao con la leche, de esta manera incorporarlo a la roux de mantequilla-harina. Lo sorprendente es que funcionó perfectamente y en pocos minutos la bechamel quedó bien cuajada y se desprendía casi en bloque de las paredes y fondo del recipiente. Luego, al enfriar, pensé que iba a quedar mazacote, pero todo lo contrario. Además las croquetas necesitaron poco tiempo de refrigeración, apenas dos horas, para que la bechamel quedase densa y moldeable. Así que esta bechamel para croquetas es perfecta para que la haga hasta el más principiante con un resultado espectacular.

Cuando las freímos, mantuvieron muy bien la forma, y cuando las abrí por la mitad, allí apareció una cremosa y sabrosa bechamel. Que queréis que os diga, pues si, que son las mejores croquetas de bacalao con bechamel que he probado en mi vida. Así que os dejo la receta de croquetas para que las probéis y hagáis en casa.

INGREDIENTES PARA 20-24 CROQUETAS DE BACALAO:


  • 350 Gramos de Bacalao Fresco ó Desalado.
  • 1 Vaso Grande ó 250 Mililitros de Leche
  • 30 Gramos de Harina de Trigo
  • 30 Gramos de Mantequilla
  • 2 Ajos
  • 1 Ramillete de Perejil Fresco
  • 1 Pizca de Nuez Moscada recién rallada (al gusto)
  • 1 Pizca de Pimienta Negra recién molida (al gusto)
  • 1 Pizca de Sal (al gusto)

Para el Rebozado y Fritura:


  • 2 Huevos Frescos
  • 200 Gramos de Pan Rallado (aprox)
  • 300 Mililitros de Aceite Vegetal ó Especial para freír.





ELABORACIÓN DE LAS CROQUETAS DE BACALAO:


Utilizaremos Bacalao Fresco. También podéis utilizar el bacalao desalado. En caso de optar por el bacalao en salazón, debéis desalarlo hasta conseguir quitarle practicamente toda la sal. Podéis consultar cómo desalar el bacalao de forma rápida aquí:

  1. Ponemos un cazo pequeño al fuego con el vaso de leche y llevamos a ebullición.
  2. Cortamos el Bacalao en trozos para que quepan en el cazo de la leche sin problemas y los sumergimos en ella en cuanto la leche comience a hervir. Los cocemos 2 minutos y apagamos. Reservamos dejando infusionar la leche con el bacalao.
  3. Pelamos y cortamos los ajos. Uno lo haremos en rodajas finas y el otro lo picaremos muy pequeño.
  4. Hacemos una bola con las hojas del perejil fresco y las picamos bien pequeñas. Reservamos.

  1. A través de un colador de malla fina, colamos la leche en el vaso de la batidora.
  2. Al bacalao cocido le quitaremos la piel y espinas. Lo desmenuzamos con los dedos para detectar posibles espinas e incorporamos las migas del bacalao sin espinas en el vaso de la batidora.
  3. Añadimos a la leche el ajo que tenemos cortado en láminas.
  4. Incorporamos una pizca de sal, pimienta negra recién molida, y nuez moscada al gusto.
  5. Trituramos todo con la batidora de mano hasta que se trituren por completo todos los ingredientes batiendo unos 2 minutos. Reservamos.
  6. Ponemos un cazo al fuego e incorporamos la mantequilla.
  7. En cuanto se diluya la mantequilla incorporamos el ajo picado que nos quedaba. Doramos 1 minuto.
  8. Añadimos entonces la harina. Mezclaremos con la cuchara de madera integrándola con los ajos. Doramos la harina 1 ó 2 minutos.
  9. Incorporamos de golpe el contenido del vaso de la batidora y removemos energicamente con unas varillas hasta integrar por completo sin que queden grumos.
  10. Probamos y rectificamos la salsa de sal y/o especias (nuez moscada ó pimienta).
  11. Llevamos a ebullición y removemos con una cuchara de madera hasta conseguir que la bechamel se desprenda facilmente de las paredes y del fondo de la cazuela con el simple gesto de la cuchara. Apagamos.
  12. Trasladamos la bechamel a un recipiente adecuado y tapamos con film plástico tocando la masa directamente para que no se forme costra. Lo dejamos entibiar encima de la encimera.
  13. Tan pronto atempere, introducimos en el frigorífico y refrigeramos al menos 2 horas antes de moldear las croquetas.

Cuando la masa haya enfriado lo suficiente procedemos a formar las croquetas:

  1. Cortamos la masa en porciones más o menos iguales.
  2. Ponemos el pan rallado en un recipiente amplio
  3. Ponemos los huevos y los batimos en un recipiente amplio.
  4. Con las manos formamos las croquetas, si es necesario, nos mojamos las manos para poder modelarlas más facilmente sin que se nos pegue.
  5. Las ponemos en el recipiente del pan rallado, y así ponemos unas cuantas de manera que queden amplias en el recipiente.
  6. Movemos el recipiente en vaivén de forma que rueden las croquetas sobre el pan y queden bien cubiertas de pan rallado.
  7. Trasladamos las croquetas con las manos y con cuidado al recipiente donde tenemos los huevos batidos, y procedemos a moverlo igualmente en vaivén de forma que no toquemos las croquetas pera estas sí queden bañadas por el huevo.
  8. Si fuera necesario, con un tenedor ó cuchara, envolvemos las croquetas en el huevo y las trasladamos de nuevo al recipiente del pan rallado. Volvemos a agitar el recipiente en vaivén hasta que todas las croquetas queden totalmente cubiertas por el pan rallado. Las trasladamos a un plato ó un tuper.
  9.  Tapamos bien las croquetas y las introducimos en el frigorífico para que se consolide el pan rallado. Podemos dejarlas refrigerándose unos minutos antes ó incluso unas horas. También podemos congelarlas.

Pasamos a freírlas:


  1. Ponemos en un cazo a fuego el aceite, de manera que pueda cubrir toda la croqueta. Dejamos calentar.
  2. Cuando el aceite esté bien caliente, freír las croquetas a fuego medio-alto, durante unos minutos hasta que estén doradas a nuestro gusto. Lo haremos en tandas de pocas croquetas cada vez de manera que no se peguen las unas con las otras.
  3. Las sacamos directamente con una espumadera a un plato en el que tendremos papel absorbente de cocina para que empape la grasa que exceda.
  4. Servimos bien calientes.

Y hay una cuestión indiscutible, y es que las croquetas no pueden recalentarse porque perderán el crujiente y la gracia. Así que os recomiendo que en cualquier caso, la croqueta recién hecha caliente, o fría, pero nunca las volváis a calentar.

Bueno espero que si hacéis estas croquetas de bacalao las disfrutéis tanto como las hemos disfrutado en casa, y sobre todo os deseo: Bon Profit¡¡¡

Aquí os dejo otras Croquetas como éstas Albóndigas de Bacalao elaboradas con patata que están riquísimas:




Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.


Podéis seguir más recetas y trucos en Facebook, Twitter, Pinterest y YouTube.- Os espero¡¡¡¡¡¡

domingo, 18 de marzo de 2018

Arròs amb Fesols i Naps



receta-de-arros-amb-fesols-i-naps


Hoy cocinamos Arròs amb Fesols i Naps (Arroz con Alubias y nabos en castellano), una receta tradicional y uno de los mejores arroces valencianos con su presentación en cazuela de barro para conservar el calor y la tradición, siendo su clasificación de caldoso-meloso.

A pesar de que ya tengo publicada la receta en el blog del Arròs amb Fesols i Naps cocinado de forma tradicional (aquí os dejo la receta), debía subir la publicación de este arroz con alubias y nabos elaborado en olla exprés, ya que además de ahorrar mucho tiempo (la tradicional tardaría unas 3 horas largas), es una receta que casi queda igual de rica que la tradicional.

El arròs amb fesols i naps, es uno de los arroces más preciados de los valencianos, estando presente en la mayoría de las fiestas populares más allá que la propia paella valenciana, siempre y cuando se cocine en invierno, cuando hace más frío, y sea servido en cazuela de barro para aguantar bien el calor durante su degustación. Es un arroz muy contundente por lo que sólo se acompañará de algún encurtido ó cebolleta tierna fresca para desengrasar.

Aquí te dejo el vídeo de elaboración del Arròs amb Fesols i Naps (Arroz con Alubias y Nabos) para que veas qué fácil es su cocinado:





INGREDIENTES DEL ARRÒS AMB FESOLS I NAPS PARA CUATRO PERSONAS:



  • 200 GRAMOS DE ALUBIAS BLANCAS EN REMOJO 12 HORAS PREVIAS
  • 3 NABICOL (NABOS ANARANJADOS)
  • 1 NABO BLANCO
  • 1-2 TALLOS DE CARDO Ó DE PENCAS DE ACELGA
  • 1 MANITA DE CERDO PARTIDA EN 2
  • 350 GRAMOS DE CERDO A TACOS (COSTILLA, OREJA, MORRO Ó RABO)
  • 150 GRAMOS DE PANCETA A TACOS
  • 2 MORCILLAS DE CEBOLLA
  • 2 BLANQUETS (MORCILLA BLANCA DE CARNE)
  • 4 TACITAS DE ARROZ REDONDO D.O.VALENCIANO (240 GRAMOS)
  • 16 TACITAS DE CALDO RESULTANTE
  • 1 CUCHARADITA DE PIMENTÓN DULCE
  • 1 SOBRE DE AZAFRÁN EN POLVO
  • 2 CUCHARADAS DE ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
  • 3 CUCHARADITAS DE SAL (APROX)

lista-de-ingredientes-arroz-con-alubias-y-nabos



Nota: La proporción de Arroz-Caldo sera de 1 de Arroz por 4 de Caldo. Se puede medir el arroz en una taza de café, trasladar éste al cucharón de la sopa y ver el volumen que ocupa, para a continuación medir en el cucharón de la sopa el mismo volumen de caldo multiplicado por 4. Es decir 4 medidas de arroz= 16 Medidas de Caldo.


ELABORACIÓN DEL ARRÒS AMB FESOLS I NAPS:


  1. La noche anterior pondremos a remojo las alubias blancas en agua, dejándolas unas 12 horas.
  2. Pelamos y cortamos los tallos del cardo ó las pencas de acelga en trozos de 5 centímetros. Reservamos
  3. Pelamos y cortamos en trozos de 5 centímetros los nabos.
  4. Ponemos en la olla exprés las alubias remojadas y cubrimos con 2 litros de agua. Encendemos el fuego.
  5. Añadimos a la olla la manita partida en dos que previamente hemos lavado muy bien.
  6. Incorporamos los trozos de carne de cerdo y panceta.
  7. Incorporamos los cardos, y nabos.
  8. Ponemos 3 ó 4 cucharaditas de sal y llevamos a ebullición.
  9. Cuando rompa a hervir quitamos con una espátula la espuma que se ha formado en la superficie.
  10. Cerramos la olla exprés y esperamos que comience a silbar la válvula.
  11. Bajamos el fuego, manteniendo la presión de la válvula, y dejamos cocer 30 minutos.


  1. Transcurrido el tiempo, apagamos y liberamos la presión de la válvula de la olla exprés tal y como indique el fabricante. Abrimos la olla.
  2. De nuevo ponemos la olla abierta al fuego probándola y rectificando de sal si hiciese falta.
  3. Incorporamos los blanquets y las morcillas de cebollas a las que les hemos atravesado con un palillo de madera para evitar que se rompan dentro del caldo. Cocemos 10 minutos.
  4. Mientras ponemos una sartén al fuego con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y sofreímos durante 1 minuto la cucharadita de pimentón dulce, removiéndolo sin parar para que no se queme.
  5. Incorporamos la salsa de pimentón de la sartén a la olla exprés.
  6. Sacamos las manitas a un plato que vayan enfriando para poderlas deshuesar y trocear.
  7. Cogemos de la olla el caldo, midiéndolo con el cucharón de la sopa, y trasladandolo a otro cazo profundo.
  8. Con la paleta cogemos los trozos de verduras, alubias y carne para incorporarlo al cazo donde tenemos el caldo. Lo llevamos a ebullición.
  9. Tan pronto rompa a hervir, incorporamos el arroz medido y removemos ligeramente.
  10. Dejamos cocer a fuego medio durante 16 minutos removiendo de vez en cuando. 
  11. Una vez cocido el arroz incorporamos la manita troceada, llevamos de nuevo a ebullición y apagamos.
  12. Servimos en cazuelas de barro individuales incorporándole rodajas de morcilla y blanquet que hemos troceado.

El arroz con alubias y nabos ya está listo para comer. Servimos bien caliente:



Y ahora un poquito más de cerca para que veáis el punto del arroz y del caldo:


Bueno espero que disfrutéis mucho de este arròs amb fesols i naps tan típico y uno de los mejores arroces valencianos. Bon profit¡¡¡

Aquí te dejo otra receta tradicional valenciana como es el Arroz con Acelgas:





Puedes Suscribirte gratis a nuestro Canal de YouTube para no perderte ningún truco y/o receta.





Podéis seguir más recetas y trucos en Facebook, Twitter, Pinterest y YouTube.- Os espero¡¡¡¡¡¡

Quizá te interese también ver estas recetas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...